#échateuncable y hazte amig@ INTRAMURS

Los alumnos de la EASD de Valencia diseñan terrazas y espacios públicos de Ciutat Vella que ayuden a conciliar vida de barrio y turismo

Alumnos que cursan último año de carrera en la Escola d’Art i Superior de Disseny de Valencia (EASD) han comenzado a diseñar propuestas de mobiliario urbano en las calles y plazas de Ciutat Vella que ayuden a conciliar la actividad del turista con la vida de barrio. Los proyectos tratan de involucrar a los comercios como pilar para garantizar la pervivencia de la habitabilidad y se realizan en el marco de la asignatura Laboratorio de Ideas promovida por la Asociación Intramurs.

Para el coordinador de diseño de Intramurs, Vicente Carrasco,  diseño y tecnología “deben dar soluciones para conciliar la viabilidad económica de los barrios con las actuales exigencias de habitabilidad en el hogar”. Por eso la propuesta de este año para la asignatura impulsada por Intramurs tiene como eje central el equilibrio entre visitantes y habitantes en el diseño de terrazas para la hostelería, comercios y calles o plazas grandes, como la del Mercat, o pequeñas como Collao o Negrito.

El profesor de Diseño de Producto y coordinador de Laboratorio de Ideas de la EASD, Xavier Giner, destaca la propuesta de este año porque pone en valor la faceta del diseño como “instrumento de transformación social”.   

Los alumnos de diseño gráfico, moda, interiores y diseño de producto que se han inscrito en la asignatura todavía se encuentran en la fase de investigación e ideación para entender el problema que sufren el barrio del Carmen y Velluters por la presión del turismo. Una coyuntura que si no se resuelve puede convertir el encanto del centro de Valencia en una suerte de “parque de atracciones, como les está ocurriendo a otras ciudades turísticas como Venecia”, subrayó Giner.

La concepción de este proyecto persigue, a juicio de Carrasco, que los alumnos dirijan la mirada a las terrazas de bares y restaurantes en el espacio público; también a comercios y mercadillos ambulantes; a las actividades culturales colectivas; a los encuentros entre personas en el Espacio Público como parte de “La Casa Extendida” que es parte de la cultura mediterránea , y cualquier otra actividad complementaria que se pueda desarrollar en la calle.

Los alumnos tendrán en cuenta a la hora de desarrollar los diseños factores como la eficiencia, sostenibilidad ambiental y la promoción de la convivencia. En este sentido deberán aportar soluciones integradoras, correctoras y compensatorias de las molestias que pueda producir la convivencia con el crecimiento del turismo que “exige una reconversión” del centro histórico, aseguró Carrasco.

La inquietud final de Intramurs con esta asignatura es revitalizar la convivencia a través de la cultura, aportando soluciones integradoras y correctoras.

Carrasco explicó que cabe la posibilidad de que se desarrollen prototipos de algunos de los proyectos presentados con el objeto de entablar un debate ciudadano.

Los alumnos de la asignatura Laboratorio de Ideas han diseñado en años anteriores el interior de un yate, así como propuestas innovadoras de escaparatismo o actividades de calle revitalizadoras.

Fachada de la Escuela de diseño de València

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top