Dia 6
Una parte muy importante de Intramurs es la sección de intervenciones en fachadas y escaparates, pues es una de las actividades que más público atrae. Es la única que siempre adopta la forma de concurso y ayer fue cuando se hicieron públicos los proyectos premiados. El fallo corrió a cargo de un jurado independiente, compuesto por Maota Soldevilla, historiadora del arte (que actuó como presidenta del mismo), Sergio Ferrero, profesor del Departamento de Interiorismo de la EASD, Jesús Olavarría, diseñador cofundador de Nihil Estudio, y Alba Ibáñez, propietaria y gerente del comercio La chaise Retro&Med. En la sección de intervención en fachadas, bautizada como  “Vestir la ciudad”, el primer premio lo obtuvo la propuesta de Vicente Carrasco y Carla Fuentes en la fachada de la sede de Intramurs en Conde Trenor, el segundo se lo llevaron los alumnos de la EASD que intervinieron la fachada de su escuela y el tercero fue para Carlos Pinazo, que diseño el escenario interno del Convent Carmen. En la sección de Escaparatismo, el primer premio se lo llevó el proyecto de Vinz Feel Free y Martín Martini que puede verse en Sabotaje, el segundo fue para Nituniyo + Menosesmás que hicieron el escaparate de Calatayud Navarro arquitectos y el tercero para María Grass que intervino La chaise Retro&Med. En la sección “Hecho a mano”, que consistía en la intervención de unas manos conmemorativas de nuestro quinto aniversario, los premios fueron para May Hidalgo, que materializó su intervención en el Monstruo, para Azahara Rubio, que intervino la orfebrería Peris Roca, y Laura y Jenifer Ayer hicimos la ruta con el grupo de participantes y así pudimos conocer, de boca de sus autores,  las intenciones que las habían motivado, así como algunas interesantes anécdotas sobre los diferentes procesos. Pregunté a Vicente Carrasco la intención de su propuesta y, también, por qué había planteado este año su proyecto en colaboración con Carla Fuentes. Me explicó que las manos que apartan las cuerdas querían simbolizar la apertura de Intramurs hacia la ciudad. Después me enseñó los dibujos de las manos que realizó él mismo, al principio del proyecto. Como no le convencía mucho el resultado, buscó a Carla, que tiene un estilo de dibujo mucho más apropiado para este tipo de intervenciones, y así consiguió acercarse mucho a lo que buscaba. Algo de lo que puedo dar fe, pues no solo hubo quórum entre el jurado a la hora de otorgarle el premio, también lo hay entre todos nuestros visitantes, además de los numerosos turistas que cada día fotografían la fachada de nuestra sede. Del resto de intervenciones, la que más me ha gustado es la de Azahara Rubio, que con un dibujo muy fino y cuidado plantea una versión brillante y otra sombría del signo de los tiempos. También me impresionó, aunque finalmente no haya sido premiada, la mano cubierta de caras de cartón de Andrea Brotons en la Farmacia de la Calle Corona. No quiero acabar sin nombrar la elegante intervención de Ángel Pardo en las cristaleras del Mercado de Mosen Sorell. Una intervención urbana donde se aborda el tema de la familia “como organización emocional, sexual, política y social”. Un brillante proyecto, impecablemente resuelto, titulado Retratos de familia que, en justicia, debería quedarse de forma permanente dado el interés social de la propuesta. También fue muy interesante el Sound Garden que interpretó Valencia SoundPainting en la Iglesia del Convent Carmen coincidiendo con la entrega de premios. Un brillante ejercicio de improvisación dirigida, algo que aunque  aparente ser un oximoron que, funciona a la perfección incluso en un espacio de tan difícil acústica.Escrito por Domingo Mestre  
Most Recent Projects